LA MENDIGA Y LAS BOLSAS

En este corto de Eduardo Suazo vemos como un barrendero trata de hacer feliz a una mendiga guardándole todas las “posesiones valiosas” que encontraba en bolsas de plástico. Al final resulta que lo que consideraba valioso era un puñado de hojas secas, algo que para la mayoría de la gente no tendría ningún valor material. Lo importante es el mensaje, te empleas en hacer feliz a alguien que no puede ofrecerte nada material, sólo su felicidad y su amistad. Para la mendiga tampoco tendrían ningún valor material, pero el saber que alguien intenta regalarte algo y hacerte feliz hace que ella custodie su “tesoro” como lo más valioso que tiene.

Diapositiva5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s